MENÚ

Piel con Manchas

Las radiaciones electromagnéticas provenientes del sol, no bloqueadas por la atmósfera, son absorbidas en los diversos tejidos de la piel: epidermis, dermis, hipodermis. Nuestro cuerpo es capaz de protegerse a sí mismo a través de varios mecanismos, principalmente: melanina, ácido urocánico, aumento del grosor de la córnea.

En particular, la producción de queratinas y melanina son los dos mecanismos de defensa fundamentales de la piel.

Los puntos donde la epidermis esté más débil e indefensa serán aquellos donde la concentración de melanina será mayor.

Sin embargo, el fenómeno también puede desarrollarse en sujetos jóvenes debido a desequilibrios hormonales que inducen una mayor producción de melanina, o por exposición excesiva al sol sin protección, o por factores hereditarios. Hay una producción anormal de melanina que puede causar las temidas manchas de pigmento.

Es un fenómeno que casi siempre acompaña a la senescencia: en estos casos el tejido cutáneo tiende naturalmente a debilitarse porque todos los procesos celulares se ralentizan.

Cuando el pigmento se localiza a nivel de la epidermis (las capas más superficiales de la piel), se forman manchas de color marrón claro, como manchas café-leche, pecas o lentigo solar.

CON MANCHAS BHI COSMETICS

 

  • Manchas de café con leche. Son manchas de color parduzco, de localización superficial, que afectan al tronco ya veces a las extremidades.
  • Efélidos. Conocidas con el término erróneo de pecas, son pequeñas manchas parduscas de localización superficial.
  • Múltiples, surgen en la piel expuesta al sol (rostro y antebrazos) de personas de tez muy blanca. Son benignos, pero muy a menudo representan un problema cosmético.
  • Léntigo solar. También conocidas como manchas de la edad o manchas solares. Estas manchas a menudo se encuentran en la cara, el dorso de las manos y los brazos.

Descripción de la imperfección
La piel presenta una hiperpigmentación desigual que provoca el “efecto mancha”. Este fenómeno ocurre con frecuencia en la cara, el dorso de las manos y los brazos: las zonas que generalmente están más expuestas a los rayos ultravioleta durante todo el año.

Unidad Fundamental
Melanocitos: La producción de melanina se ve alterada por factores ambientales, hormonales o genéticos.

Ambiente fisiológico
Sistema nutricional drenante: no es capaz de promover un recambio celular constante y continuo, provocando un debilitamiento a nivel epidérmico.

Factores predisponentes
Envejecimiento cronológico: la renovación celular se ralentiza, debilitando el tejido cutáneo que, para protegerse de las agresiones externas, especialmente del sol, producirá más melanina y la enviará a las zonas más frágiles.

Factores desencadenantes

  • Exposición solar: aumenta la producción de melanina y, en consecuencia, la “mancha” aumenta en intensidad, además se produce un engrosamiento de la piel que reduce aún más el intercambio regular de sustancias y el drenaje de toxinas.
  • Estrés: puede dar lugar a una alteración en la producción de hormonas que afecte a la producción de melanina.

Las radiaciones electromagnéticas provenientes del sol, no bloqueadas por la atmósfera, son absorbidas en los diversos tejidos de la piel: epidermis, dermis, hipodermis. Nuestro cuerpo es capaz de protegerse a sí mismo a través de varios mecanismos, principalmente: melanina, ácido urocánico, aumento del grosor de la córnea.

En particular, la producción de queratinas y melanina son los dos mecanismos de defensa fundamentales de la piel.

Los puntos donde la epidermis esté más débil e indefensa serán aquellos donde la concentración de melanina será mayor.

Sin embargo, el fenómeno también puede desarrollarse en sujetos jóvenes debido a desequilibrios hormonales que inducen una mayor producción de melanina, o por exposición excesiva al sol sin protección, o por factores hereditarios. Hay una producción anormal de melanina que puede causar las temidas manchas de pigmento.

Es un fenómeno que casi siempre acompaña a la senescencia: en estos casos el tejido cutáneo tiende naturalmente a debilitarse porque todos los procesos celulares se ralentizan.

Cuando el pigmento se localiza a nivel de la epidermis (las capas más superficiales de la piel), se forman manchas de color marrón claro, como manchas café-leche, pecas o lentigo solar.

 

  • Manchas de café con leche. Son manchas de color parduzco, de localización superficial, que afectan al tronco ya veces a las extremidades.
  • Efélidos. Conocidas con el término erróneo de pecas, son pequeñas manchas parduscas de localización superficial.
  • Múltiples, surgen en la piel expuesta al sol (rostro y antebrazos) de personas de tez muy blanca. Son benignos, pero muy a menudo representan un problema cosmético.
  • Léntigo solar. También conocidas como manchas de la edad o manchas solares. Estas manchas a menudo se encuentran en la cara, el dorso de las manos y los brazos.

Descripción de la imperfección
La piel presenta una hiperpigmentación desigual que provoca el “efecto mancha”. Este fenómeno ocurre con frecuencia en la cara, el dorso de las manos y los brazos: las zonas que generalmente están más expuestas a los rayos ultravioleta durante todo el año.

Unidad Fundamental
Melanocitos: La producción de melanina se ve alterada por factores ambientales, hormonales o genéticos.

Ambiente fisiológico
Sistema nutricional drenante: no es capaz de promover un recambio celular constante y continuo, provocando un debilitamiento a nivel epidérmico.

Factores predisponentes
Envejecimiento cronológico: la renovación celular se ralentiza, debilitando el tejido cutáneo que, para protegerse de las agresiones externas, especialmente del sol, producirá más melanina y la enviará a las zonas más frágiles.

Factores desencadenantes

  • Exposición solar: aumenta la producción de melanina y, en consecuencia, la “mancha” aumenta en intensidad, además se produce un engrosamiento de la piel que reduce aún más el intercambio regular de sustancias y el drenaje de toxinas.
  • Estrés: puede dar lugar a una alteración en la producción de hormonas que afecte a la producción de melanina.
Ir al contenido